martes, 19 de febrero de 2008

LOS CIEN DIAS NAPOLEONICOS




-Un alférez ladillado.- ¿Cuántos días faltan?
-El Curso General.- ¡Oh!
¡Como han pasado los días,

cuando me detengo a ver,

casi no puedo creer,

que solo faltan cien días, mi alférez!

-El mismo alférez.- ¿Para que?

-El Curso General.- ¡Para sufrir la perdida
irreparable de

nuestros queridos alféreces, mi alférez!



En los viejos tiempos del Alma Mater y tomando como referencia el 5 de julio de cada año y cuando faltaban exactamente cien días para la graduación conjunta de los alféreces y guardiamarinas de la Fuerza Armada Nacional, el dialogo que hace cabecera a este texto, establecido entre un alférez del Curso Militar y el resto del Curso General, era habitual diariamente, en todos los ambientes del instituto, para recordar una ceremonia de júbilo, festiva, de alegría. Para unos era la culminación de la fase de formación profesional y para el resto era el momento de la promoción intra institucional que hacía mas cerca el momento de la graduación. En ambos casos, el signo característico era la satisfacción y el regocijo.
Nunca le conseguí explicación lógica a este dialogo que formaba parte de la rutina del instituto en los meses de abril, mayo y junio, aún no le he conseguido; aunque debo confesar que cuando me promocionaron al Curso Militar, es posible que haya ocupado el lugar del alférez ladillado y haberle exigido las respuestas de los cien napoleónicos a los subalternos del Curso General. ¡Cuestión de inmadurez, de jodedera o simple actitud de ladillar! El punto es que aún no he justificado esa perdedora de tiempo, que en modo alguno contribuía al proceso de formación profesional. Pero eso, formaba parte de la vida institucional de los institutos de educación del oficial; al menos en el mío.
Los cien napoleónicos, por alusión a los días transcurridos en el periodo conocido como los Cien Días o Campaña de Waterloo comprendidos desde el 20 de marzo de 1815, fecha del regreso de Napoleón a París desde su exilio en la isla de Elba, al 28 de junio de 1815, fecha de la segunda restauración de Luís XVIII como rey de Francia. En este periodo se pone fin a las llamadas Guerras Napoleónicas, así como al imperio francés de Napoleón Bonaparte. Tengo la impresión que ya empezó a contarse la centena para el régimen castro-comunista del Alférez Hugo Rafael Chávez Frías y sus secuaces del Curso Militar que le hacen comparsa. Desde el 2 de diciembre de 2.007 cuando la iniciativa de la reforma constitucional presentada por el gobierno militar fue derrotada en el referendo aprobatorio, por la conjunción de la unidad opositora y las fuerzas sociales abiertamente adversas al régimen totalitario enfundado en la Revolución Bolivariana; las hojas del almanaque chavista se arrancan diariamente con pavor por los chavistas y con una felicidad inocultable, por los integrantes del Curso General.
Cada día transcurrido, hasta que se complete el centenar del Gran Corso, será un suplicio para todos los integrantes de la nomenclatura chavista; especialmente para quienes habiendo ocupado cargos públicos, han atesorado fortunas insólitas, productos de la corrupción y el dolo en el ejercicio de la administración publica.
Las últimas decisiones del alto gobierno revolucionario, que se iniciaron con el cierre de Radio Caracas Televisión, con la inherencia en la campaña electoral de Argentina por la vía de la maleta de Guido Antonini Wilson, con la solicitud de beligerancia y de status político a las FARC-EP, con la abierta demostración publica de su adicción a masticar diariamente pasta de coca, con la confirmación de sus nexos políticos con la guerrilla colombiana, con la imputación que hizo el gobierno norteamericano de la vinculación de la Revolución Bolivariana con el narcotráfico internacional, con el fracaso como mediador ante la guerrilla colombiana y el gobierno colombiano, con sus fanfarronerías circenses de amenazar al gobierno colombiano con el fantasma de Leopoldo Fortunato Galtieri y el Síndrome de Las Malvinas, con el embargo de la Exxon Mobil a los activos de PDVSA; con la sospecha que se esta convirtiendo en una verdad del tamaño de una catedral que apunta a que PDVSA esta técnicamente quebrada; con la muerte política de Fidel Castro al separarse definitivamente del poder en Cuba; el desabastecimiento, la inflación, la inseguridad, la atomización del PSUV, etc. cada uno de ellos convertidos en vectores políticos, económicos, sociales y militares que se intensifican y magnifican por la soberbia, la inmadurez, el autoritarismo y las abiertas violaciones al texto constitucional; se encarnan las 24 horas de cada día, en el Alférez Hugo Rafael Chávez Frías, en el Patio de Ejercicios del Instituto, preguntando a la Sociedad Civil ¿Cuántos días faltan? Solo que la respuesta del Curso General tendrá otro tenor;

¡Oh! ¡Como han pasado los días,
cuando me detengo a ver,
casi no puedo
creer,
que solo faltan cien días

Un Alférez Hugo Rafael Chávez Frías, inmaduro, disminuido, enano como siempre en las contingencias, aturdido por la dosis diaria de pasta de coca; solitario, pero esperanzado que el Curso General que siempre lo apoyó le siguiera sus locuras de Emperador Tropical, se terminó de enterrar cuando recibió la respuesta al ¿Para que?


¡Para disfrutar la inigualable ganancia,
del entierro de la Revolución, Mi
Alférez.

Creo que entramos ya en los cien días finales para el régimen de nuestro Napoleón en alpargatas, solo falta definir como va a ser su Waterloo definitivo.

6 comentarios:

Ivan dijo...

Sorry. Look please here

Anónimo dijo...

Excelente articulo, espero poder formar parte de ese curso general que de por terminada esta pesadilla que significa el pusilánime Hugo Chavez en el gobierno. Pero tengamos en cuenta que muchos de los antiguos profesionales de las armas han hecho lo que les da la gana en este régimen y tendran que pagar de igual manera, no pueden irse o quedarse lisos despues de haber sido tan corruptos y haber destruido nuestra institución.

Tojagal dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Zulkijora dijo...

See HERE

Zulkijora dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Anónimo dijo...

There is definately a great deal to learn about this topic.

I like all of the points you have made.

Review my web-site - uk pay day loan