jueves, 6 de marzo de 2008

UN MINUTO DE SILENCIO

No creo necesario en este momento, sacar del disco duro del computador de Raúl Reyes la información que aparece registrada, para vincular a Hugo Chávez con las FARC-EP; tampoco creo necesario elevar a nivel de la Corte Penal Internacional para enjuiciarlo por financiamiento a esa organización terrorista y narcoguerrillera. Ambas imputaciones son un secreto a voces que se han ventilado públicamente en todos los mentideros nacionales internacionales. Lo que pretende el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez con la data del PC del segundo de a bordo de la organización terrorista, lo consiguió posteriormente con la decisión venezolana de movilizar militarmente “hacia la frontera” a su fuerza publica. Una imprudencia de Hugo Chávez con su llamada telefónica permitió ubicar a alias Raúl Reyes, un miembro del secretariado en Ecuador; otra permitió ubicar al resto de sus secuaces en Venezuela.
Basta simplemente con evaluar la reacción de Hugo Chávez a nivel nacional e internacional, para concluir que sus vinculaciones terroristas van más allá de Colombia y de la subregion; y que ponen en peligro la paz continental.
La descocada reacción de Hugo Chávez ante una crisis exclusiva entre Ecuador y Colombia, lo agarra corriendo entre primera y segunda al ordenar una movilización militar hacia la frontera con Colombia; igualmente su desatino diplomático de tratar de involucrar otros factores ajenos a la realidad bilateral de Colombia y Venezuela, como su referencia a Israel lo desnuda ante su sicotica perversión guerrerista de enfrentamiento antinorteamericano. Lo elemental hubiese sido esperar el avance de los acontecimientos y las decisiones colombianas y ante ellas defenderse. Descubrió su jugada porque sabía por donde le venían los tiros y se la presento bombita a un proceso inteligente y metódico que venia adelantando el gobierno colombiano, con otras fuerzas del orden y la democracia continental.
Uno sabe que esta pantalla de la movilización militar no es para resguardar la soberanía y la integridad territorial de Venezuela y si para proporcionar una cortina de seguridad a los factores de la nomenclatura de la FARC-EP que hacen vida publica en Venezuela como la hacia alias “Raúl Reyes” en Ecuador.
Si antes, la inteligencia colombiana, aliada con la norteamericana del Comando Sur; tenia dudas de la ubicación de alias Iván Márquez, Grannobles, Mono Jojoy y Manuel Marulanda Vélez (a) Tiro Fijo en los estados venezolanos de Zulia, Táchira, Apure y Barinas; bastaba con monitorear; a través de los satélites militares y la recolección de información de las agencias de inteligencia infiltradas en Venezuela y Ecuador, antes y después de la Operación Fénix en la madrugada del sábado 1 de marzo de 2.008; hacia donde se oriento el mayor esfuerzo de movilización militar de los factores militares de Venezuela. En el centro de esa seguridad perimétrica de las tropas venezolanas, cómodamente instalados con sus pijamas hello kitty y disfrutando de la protección de la Revolución Bolivariana de Venezuela, se podían ubicar las coordenadas de todo el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP). Eso es mas contundente y lapidario que toda la información del computador de alias “Raúl Reyes”. ¿No creen ustedes que Hugo Chávez piso el peine?
Yo me solidarizo con el Presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez y lo aliento a que venezolanos y colombianos podamos rendir un tributo a la paz, la libertad, la democracia y la soberanía de ambas naciones y frente a los cuerpos combatientes y en pijamas hello kitty de todo el secretariado de esa organización terrorista, una eternidad de silencio para el narcotrafico, la violencia y el terrorismo, como producto de la acción de la fuerza publica.

5 comentarios:

Fenrisar dijo...

See Here or Here

Fenrisar dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Anónimo dijo...

Fenrisar es maricón.

Anónimo dijo...

Como Chávez, pués!!!

Gardagami dijo...

See here or here